Viernes, 27 de noviembre de 2009

Miguel González, Míchel, entrenador del Getafe, reconoció en rueda de prensa que le gustaría que la afición del Coliseum Alfonso Pérez, que ante el Deportivo silbó a sus jugadores, y, sobre todo, a Adrián González, "apoyara más al equipo".

MÍCHEL

"Me gustaría que la afición apoyara al equipo, porque cuando hay alguna circunstancia adversa contra alguien lo sufre todo el equipo, no individualmente"

"Del tema de los pitos contra el entrenador o algún jugador, no tengo nada que decir. Si los socios deciden tomar esas alternativas, yo no voy a decir nada. Me gustaría que la afición apoyara al equipo, porque cuando hay alguna circunstancia adversa contra alguien lo sufre todo el equipo, no individualmente. Pero es algo democrático y no voy a aconsejar nada", dijo.

Un "rival simpático"
Asimismo, afirmó que el Getafe, cuando juega en casa, es un "rival simpático", ya que, a su juicio, en el Coliseum Alfonso Pérez la grada "no aprieta mucho". "Podría hacer sugerencias para que eso cambiase, pero la gente viene al campo a disfrutar y toma las determinaciones que cree convenientes. Nada más", apuntó.

Sobre el próximo rival del conjunto madrileño, el Xerez, señaló que es un club "con jugadores de Primera" y con un entrenador ("Cuco" Ziganda) que "ha tenido éxitos con Osasuna y sabe lo que es estar en la categoría".

"No es un alivio que Licht se haya marchado. Ha sido un ejemplo"

La marcha de Licht
Por último, preguntado por si era un alivio que el defensa argentino Lucas Licht abandonara esta semana el equipo para fichar por Racing de Avellaneda, Míchel fue tajante: "No es un alivio que Licht se haya marchado. Ha sido un ejemplo. Aunque no ha participado con nosotros por decisión técnica, ya que tengo otras ideas, ha sido un magnífico profesional. Siento no haber podido tener otra opinión futbolística sobre él. Que se vayan jugadores de esa capacidad humana y futbolística, cuesta", concluyó.


Publicado por ultimoazul @ 19:38  | Getafe.c.f
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios